Publicación

  • on 20.10.2011
  • at 02:34 PM
  • by admin

Steve Jobs usaba uniforme 0

A lo  largo de los años hemos visto a un Steve Jobs (QEPD) un estilo de vestimenta que hizo de él un sello único y que rápidamente se le podía identificar: un jersey negro con cuello de tortuga St. Croix, vaqueros Levi´s 501 y zapatos deportivos blancos New Balance 991, sin embargo la historia detrás del porqué siempre lucía igual y de manera sencilla es develado en un adelanto del libro biográfico ‘iSteve: The book of Jobs’  que saldrá a la venta próximamente.

Esta historia es muy curiosa: a principios de los años 80 Steve admiraba a Sony. En una visita a Japón, le preguntó al entonces presidente de Sony, Akio Morita, por qué todo el mundo vestía uniforme en su compañía. Morita-san contestó que después de la guerra, nadie tenía ropa y la empresa tuvo que diseñar y distribuir trajes entre sus trabajadores para que todos pudieran vestirlos a diario. Con el correr del tiempo, esos trajes se convirtieron en el uniforme de la empresa y ayudó a establecer lazos de unión entre los empleados y la compañía.

“Decidí que yo quería ese tipo de lazos para Apple”, recordó Jobs.

Por eso, habló con un famoso diseñador llamado Issey Miyake para que diseñara el uniforme de Apple. Se trataba de una chaqueta de nylon con mangas que se podían desabrochar para convertirla en un chaleco.

Cuando Miyake terminó, Steve llevó los diseños a Apple, pero básicamente no le gustaron a nadie y ante todo ningún empleado aceptó la idea de llevar siempre la misma ropa para ir a trabajar. “Le dije a todo el mundo que sería estupendo que se pusieran los chalecos. Oh, tío, salí abucheado del escenario. Todo el mundo odiaba la idea”, recordaba Jobs.

Mientras tanto, gracias a esta historia Steve se hizo amigo de Miyake-san y comenzó a visitarlo regularmente. Entonces empezó a pensar que no sería mala idea tener su propio uniforme que podría convertirse en su sello personal.

“Así que pedí a Issey que me hiciera unos cuantos de esos polos de cuello alto suyos que a mí me gustaban y me hizo como un centenar de ellos”.

De hecho Jobs enseñó a su biógrafo, Walter Isaacson, el armario donde los guardaba. “Esto es lo que yo visto. Tengo suficientes para el resto de mi vida”, dijo.

Gracias a Ninja Pixel.

Be Sociable, Share!

suscribirse a los comentarios (RSS)

No hay comentarios para este post

Deja un comentario

* Datos obligatorios

desarrolloblog is powered by WordPress .